">
Ana Yagües BJJ

Blog Acerca de Jiu-Jitsu Brasileño

12/27
2012

Superwomen - No existen!

Ponerme el abrigo y los guantes mientras voy apagando el ordenador en la oficina desayunar en el metro de camino al trabajo o contestar mails de camino al gimnasio (esto requiere una buena visión periférica y reflejos rápidos para ir esquivando a personas y objetos mientras caminas y escribes en el iPhone), son algunos de los detalles que hacen funcionar el tipo de vida que he escogido vivir donde cada minuto importa.

 

Mucha gente me pregunta que cómo lo hago para llevar tantas cosas hacia delante. Bueno, ante todo, ¿qué es lo que hago? Trabajo como física en la universidad, entreno y compito en Jiu Jitsu, ayudo a mi marido a dirigir su academia de BJJ y soy una buena esposa y una mejor madre, o así lo creo yo.

 

Ahora bien, para llevar todo eso adelante (que no es fácil), es como en dicho en ocasiones anteriores una cuestión de 1) establecer prioridades, 2) organizarse muy bien y 3) disfrutar de lo que haces.

Si, lo sé, del dicho al hecho hay un trecho... así que por ello mismo en este pequeño artículo quería compartir con vosotros como yo he organizado mi vida. Quizás os ayude en algo.

 
 
DSC00599.JPG

 

 

Los días tienen 24 horas, y las horas 60 minutos. Eso es cierto aquí y en Pekín, para mi como para cualquier otra persona. A mi me encantaría hacer incluso más cosas de las que hago, pero desgraciadamente no hay tiempo para todo, así que vamos a establecer prioridades: ¿qué es lo que más me gusta en el mundo? - Mi familia y BJJ. Pues ¡ya está!, se trata de organizar mi vida en torno a estas dos cosas de manera que pueda disfrutarlas al máximo.

Por supuesto, para ello tendré que renunciar o postponer otras cosas que quizás también me gusten, pero todo tiene un precio, ¿no? Uno debe saber que el que algo quiere algo le cuesta. teniendo esto claro...sigamos adelante. Como el horóscopo en las revistas, vamos a dividir la vida en sus diferentes secciones:

 

AMOR -

Para empezar, unir BJJ y familia ahorra mucho tiempo y hace las cosas, en general, mucho más fáciles. Mi marido es mi entrenador y comparte conmigo la pasión por BJJ. Que mi entrenador sea mi marido no fue algo planeado, al menos no con premeditación y alevosía ;)  se trata más bien de una consecuencia de mi estilo de vida que ya existía antes de conocerle a él. Un efecto colateral. Cuando le conocí, mi marido no era mi entrenador, era un atleta mas. Por aquel entonces, yo iba del trabajo al gimnasio y del gimnasio al trabajo (más o menos como ahora) y si es verdad que salía más, cuando lo hacía la gran mayoría de las veces era con la gente del gimnasio, así que no es de extrañar que al final acabará con uno de ellos.

De hecho, la gran mayoría de chicas competidoras que conozco, salen o están casadas con luchadores de BJJ también. Es lógico. Facilita muchas las cosas, por muchos motivos que no son tema de este artículo, y ahorra mucho tiempo dado que en tu tiempo libre no tienes que dividirte entre chico y gimnasio.

 

TRABAJO -

Todo el mundo tiene que trabajar. Bueno, Paris Hilton o Athina Onassis no, pero la gran mayoría de los mortales no tenemos la suerte (o la desgracia, ¿quién sabe?) de tener una herencia de la de que ir tirando el resto de nuestras vidas. Yo estudié Física y llevo trabajando como física desde hace años. Yo disfruto de mi trabajo, pero no soy el tipo de persona que vive para y por su trabajo, sino mas bien trabajo para poder vivir o mejor dicho poder permitirme un determinado estilo de vida.

Esto quiere decir, es importante disfrutar de tu trabajo y ¡yo lo hago! pero para mi es simplemente un modo de conseguir cosas que obviamente no son gratis como un kimono nuevo o unas vacaciones y que me hacen mucho mas feliz que ir a trabajar.

Dicho esto, yo busqué un trabajo que me satisficiera, tuviera un salario bueno y me dejara bastante tiempo libre para mis verdaderas prioridades. Así encontré mi puesto actual, un contrato de investigación y enseñanza de 29 horas semanales en una universidad de Hamburgo, esto quiere decir, menos de 6 horas al día lo que me deja bastante tiempo no solo para entrenar y estar con mi familia sino también ayudar a mi marido a dirigir la academia, que si bien también es trabajo, tener tu propia academia de Jiu Jitsu reporta una serie de ventajas que hacen que no sea muy pesado hacerlo.

 

FAMILIA -

Como todo el mundo sabe, tengo una hija preciosa de 2 años y medio, Gisele, y no hay nada en este mundo que no haría por ella. Si fuera necesario dejar de hacer Jiu Jitsu para atenderla y cuidarla lo haría sin lugar a dudas. Por suerte, ¡no es necesario

 

Entrené hasta el séptimo mes de embarazo y comencé a entrenar de nuevo (primero con recuperación) dos semanas después del parto. Y siempre he tenido a mi hija a mi lado. Sobre esto hay mucho escrito en otros posts.

Gisele ha aprendido desde el principio lo que significa estar en una academia de BJJ, está acostumbrada a dormir entre gritos en las gradas de una competición, ignorar el mal olor del gimnasio después de un entrenamiento o estar rodeada de hombres (y mujeres) grandes, llenos de tatuajes y a veces con cara de mala hostia. Ella no se asusta. Por mi parte yo he tenido que aprender, y no fue fácil, a entrenar con un ojo siempre pendiente de ella, siempre estar alerta de que no entre en el tatami mientras rodamos (esto ya lo tiene aprendido), hacer paradas obligadas en medio del entrenamiento si se cae y llora o si me pide que la lleve al baño o perder entrenamientos enteros si está enferma y necesita quedarse en casa. Así que, ¿no sería más fácil simplemente contratar una niñera/canguro que la cuide en casa mientras yo voy a entrenar? Si, sería más fácil, muchísimo más fácil para mi como atleta, pero una vez mas tengo que decir, yo no soy sólo una atleta, soy una madre. Primero soy madre y después cualquier otra cosa. Si contratara a una niñera, al final acabaría viendo a Gisele posiblemente 2-3 horas al día cuando llegase a casa de entrenar y justo antes de que ella se fuera a dormir. Para mi no es suficiente. No quiero perderme la infancia de mi hija haciendo llaves de brazos y triángulos, pero por otro lado, hacer llaves es “tela de guapo” y no quiero perdérmelo haciendo... ehmmm... un momento, ¿haciendo que?¿qué hacen exactamente otras madres de niños de 2-3 años? Este será el tema de mi próximo artículo, así que no voy a entrar en detalles aquí, pero la conclusión es que mi hija no se está perdiendo nada, al menos nada bueno, y que está obteniendo la mejor educación que pudiera tener, con mas tiempo de calidad con sus padres que la mayoría de los críos de su edad. El resultado es una pequeña niña encantadora, feliz e inteligente (que por cierto puede también estrangularte de mataleao)

 

VIDA SOCIAL - 

Fuera del tatami, es bastante limitada, en algo hay que cortarse, ¿no?

Suelo salir una noche por semana, normalmente los Jueves, después del entrenamiento de BJJ solo para mujeres. Ese día, mi marido se queda en casa con Gisele así que me permite dar la clase “tranquila” y salir con mis amigos y desconectar un día a la semana (algo también importante para la salud mental)

A cambio de este día, uno de los días del fin de semana mi marido sale con sus amigos. Trabajo en equipo.

Y cada dos o tres semanas, dejamos a Gisele con amigos o con algún familiar que nos esté visitando en ese momento y conseguimos salir los dos juntos (¡muy importante para la relación en pareja!) 

 

TIEMPO DE OCIO -

Casi no existe, pero si algún día tenemos 1-2 horas libres antes de irnos a dormir, nos gusta ver series como Dexter o The Good Wife. Sábados después de entrenar, dependiendo de la estación del año, vamos a la piscina o a pasear al bosque. Los domingos son sagrados y descansamos, después de limpiar la casa ¡claro!

Y compensamos esta vida un tanto frenética y ajetreada yéndonos de vacaciones y viajando cada dos meses, que es nuestra segunda pasión después de BJJ

 

 

RESUMEN -

Trabajo aproximadamente 8 horas al día entre mi trabajo propio y la dirección de la academia, entreno 6 días a la semana entre 90 minutos y 3 horas dependiendo del día y de hay competición o no y soy la super-mama de una princesa de 2 años sin niñera (la gran mayoría del tiempo). Los Sábados los dedico a actividades extras y los Domingos a descansar y hacer el vago, bueno... a menos que haya seminario o competición (esas semanas son especialmente largas)

 

Bueno, vamos a ver... ¿qué estoy sacrificando entonces? hmmm : ver la televisión, jugar a la play o wii, ir de compras y varias horas de sueño.... ¡OH DIOS MIO! Me estoy perdiendo tantas cosas, no creo que pueda vivir así más... creo que voy a parar de entrenar BJJ y quedarme en casa cada noche viendo con mi hija “Tu cara me suena” o mejor aún “Gandia Shore”

arriba